HOY 26 DE AGOSTO EN VIVO: 7PM PER/COL 9PM ARG/CHI

jueves, 11 de septiembre de 2008

La Oveja Perdida Extraterrestre

Desde que el Papa Gregorio XIII cambió el calendario Juliano en 1582 la Iglesia tomó la delantera en la observaciones celestes. Posteriormente la Torre de los Vientos sobre los Museos Vaticanos no pudo mantener su observación por la contaminación luminosa teniéndose que mudar a la residencia de Castelgandolfo, con el paso del tiempo ambos telescopios en Castelgandolfo quedaron anticuados entonces el Observatorio Vaticano construye un modernísimo observatorio en MountGraham, Arizona, Usa.
El mal antecedente causado con el caso Galileo hasta su rehabilitación por Juan Pablo II lleva a la Iglesia Católica a no pronunciarse sobre temas científicos. Sin embargo el actual Director del Observatorio Vaticano, el jesuita argentino, José Gabriel Funes, 45, rompió aquel tabú en Mayo de este año admitiendo la posibilidad de seres extraterrestres y lo hizo desde el diario oficioso de la Santa Sede L'Obsservatore Romano.
Funes: "..a mi juicio la posibilidad existe..", el sucesor del también jesuita George Coyne publicó que podrían existir otros seres inteligentes creados por Dios, y que esto no contradiciría nuestra fé, porque no se le puede poner límites a la libertad creadora del Supremo. También añadió que en ese sentido ¿Porqué no podríamos llamarlos Hermanos Extraterrestres si en todo caso son también parte de la creación?.
Según Funes aplicando la Parábola de la Oveja Perdida, si en este Universo hay 100 ovejas correspondientes a los diversos tipos de criaturas, podría ser que nosotros, los humanos, seamos precisamente la Oveja Perdida que ha necesitado de Jesús para la salvación.
Es probable que algunos seres no se hayan portado mal desde el principio y estén en permanente amistad con Dios, como fuere, este tema, digno de debate y polémica eterna siempre arrancará las costras dogmáticas mas herméticas es importante considerar la apertura de ciertos mandos ecleciásticos y la perspectiva tolerante y abierta a una realidad obvia e inmediata.
Ahora bien si la Oveja Perdida somos nosotros ¿Quién estaría buscando a quién?, prefiero pensar en tener que buscar desde la Tierra nuestra propia Oveja Perdida Extraterrestre. Investiga!
Fuente: L'Obsservatore Romano

_________________________________________________________________
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...