viernes, 24 de octubre de 2008

OVNI's en el Tercer Reich

La idea bastante difundida de que el régimen nazi coqueteó con tecnología extraterrestre y que aplicó conocimientos en dispositivos, armamento y vehículos No es tan descabellada si comprendemos primero que la ideología nazi surgida de un Movimiento Teosófico que albergaba confusas conjeturas que incluían las clasificaciones raciales y que pretendía extender su poder sobre toda Europa y el resto del mundo disponiendo para ello todo el conocimiento alcanzado y más, siempre comprendió que en el desarrollo científico estaba la clave de su éxito.
Durante la WW2 todos los lados hicieron grandes avances en tecnologías para uso bélico, Alemania sin embargo destacó con el desarrollo del cohete a propulsión, el mejor ejemplo fueron los cohetes llamados V1 y V2, que si bien es cierto No causaron tantas muertes expandieron el terror.
A finales de la guerra ya por 1944, Inglaterra, Estados Unidos y la Unión Soviética pugnaban por adquirir todo el activo científico alemán alcanzado, incluyendo los científicos de tales proyectos, cada país logró para su beneficio retener a algún director alemán de algún proyecto específico.
Siempre existió una corriente ocultista que insinuaba conecciones nazi con inteligencias y tecnología extraterrestre y por ello la exigencia de Hitler por construir naves o platillos voladores, el término Vril es el mejor ejemplo, hoy día Vril hace referencia a un nazi oculto, sin embargo éste termino se refería a una fuente mística de poder controlado por una raza de seres extraterrestres al que sólo te tenía acceso por una puerta desconocida en el Tíbet.
El término Vril se hizo conocido a finales del siglo XIX por la novela del escritor inglés Edward Bulwer-Lytton, The Coming Race (1871), los seguidores de esta corriente ocultista entremezclando realidad y ficción concluyeron que la novela tenía un asidero real y una base existente.
La base para la creencia del contacto nazi con extraterrestres está basado en el fenómeno de los Foo-fighters, éstas extrañas bolas de luz que durante la guerra aérea se entremezclaban entre los cazas incluso llegando a penetrar o atravezar los aviones bombarderos y saliendo sin causar daño estructural al avión. Personajes como Rudolf Shriever se atribuyeron al final de la guerra la autoría del desarollo de OVNI's basados en prototipos que fueron destrídos para que no cayeran en manos enemigas, Belluzo, Miethe, Habermhol se sumaron a la lista. Proyectos como el Andrómeda o el Haunebu certificarían dicha inteción.
Por otro lado el escritor Ernst Zündel, conocido alemán residente en Canadá negacionista del Holocausto y abierto neo-nazi, escribió que estaba firmemente convencido de que Hitler estaba permenentemente en contacto con seres extraterrestres y que al término de la guerra un remanente de regimiento nazi se puso a salvo siendo transportados en una nave extraterrestre a algún lugar secreto en la Antártida. La expedición en 1946 del almirante Richard Byrd confirmaría el real objetivo atacar éste remanente nazi. La misión HighJump No tuvo exito pués se escribió que fué atacada por platillos voladores.
La mayor parte de pruebas para establecer una verdadera conexión extraterrestres con los nazis provienen de grupos cuyas fuentes son muy difíciles de comprobar, muchas fotografías circulan desvirtuando su autenticidad entendamos que la idea de OVNI's nazi comenzó cuando el fenómeno OVNI se manifestó primero en el mundo y en ese sentido No existe ninguna prueba verdadera de que los nazis formaron parte del fenómeno OVNI moderno, pero algo que se merece analizar es ¿Porqué ese deseo de Hitler de imitar una tecnología aún desconocida y que hoy en día su existencia es negada?, aunque muchas de las teorías realmente parecen ser fantásticas lo cierto es que en éste tema de ser cierto o ser un complejo mito aún hay mucho por investigar. Investiga!
Observa el Video:

____________________________________________________________________
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...