LAS MOMIAS DE NASCA: Análisis Científico

lunes, 10 de noviembre de 2008

Ufología: Un Juego donde haya Misterio y No Respuestas

¿Porqué los investigadores OVNI, ufólogos u ovniólogos No gozan del respeto de la comunidad científica, ni se llevan bien?, ¿Será por encontrarse en extremos opuestos?
¿Qué busca la ufología actual?, ¿Llega a caso a confirmar lo inconfirmable?
Mas de un investigador sé que se indignará y denotará enojo, enfado y furor al sostener que la comunidad científica No respeta a aquel grupo que persigue el estudio serio y objetivo del fenómeno OVNI, habrá quienes descarguen aquella gruesa verborrea de entrincados y laberínticos conceptos para concluir que aquellos que señalamos con el dedo nada sabemos frente al enciclopédico dote de conocimientos que flamean y ostentan algunos investigadores de buche inflado, habrá quienes inclusive acusen de ufolatría, incondicional y exacervado culto OVNI...puesto el cebo solo queda esperar...
La ufología No es ni puede ser una ciencia.
Para muchos la ufología podría tomarse como un relleno que busca componer espacios entre las diversas ciencias que confluctúan frente a un fenómeno específico, la ciencia aeroespacial, la aeronaútica, la astronáutica, la física sólo alcanzaría a explicar el fenómeno de los objetos voladores no identificados OVNI's, mientras que la biología y la antropología ahondarían en el estudio de sus tripulantes.
Pero que parte de la ciencia perseguiría aclarar el porqué de la interacción extraterrestre-humano, el efecto socio-cultural, la política mundial, o bien llamada exopolítica, el mundo preferirá escuchar a un médico o a un biólogo a un ingeniero o hasta a un psicólogo antes que aún ufólogo, es justo aquí en donde un ufolólogo necesitaría de diversas ciencias para explicar y exponer un fenómeno, es decir aquel que pretenda manejar o conocer todas o parte de cada una de las ciencias se inmolaría en el intento, entonces ¿un ufólogo vendría a ser un avionólogo, o globólogo, o cohetólogo?, de ser así ya existe una sola ciencia que estudia las tres hipotéticas ramas y por cierto lleva otro nombre.
Para estudiar científicamente un fenómeno tiene que ser sometido a un proceso o método científico, hasta donde se sabe No se conoce a ciencia cierta de ningún lugar en donde se esté experimentando con tecnología extraterrestre o naves estrelladas, y lo que se sabe de éstos lugares viene de gente que nada tiene que ver con ufología , en muchos casos estos estudios para ser tomados con importancia o validez deben ser realizados por una persona de trayectoria comprobada, ¿Será por eso que los ufólogos no caen bien?, ¿Será que el afán de protagonismo o excesivo ímpetu ciegan su veracidad al punto de trasgredirla?
Los ufólogos modernos que mantienen un estudio dedicado y sostenido al tema han venido poniendo en evidencia abundante información, información sumamente valiosa e invalorable, estudios, entrevistas, fotografías, material que al igual que un minero permite sacar del túnel a la luz nuevo material para ser estudiado científicamente, dejando de lado el romántico concepto de que por hallarlo uno se convertiría en científico, inyectándole un aire de ciencia al tema.
El verdadero investigador de fenómenos extraterrestres u OVNI No merece un título de ufólogo u ovniólogo para aportar material valioso al tema. Que la ciencia como la conocemos aporte lo suyo hasta donde termine su gestión y que siga otra y otra más.
¿Y en donde quedan los contactados?
Muchos ufólogos, en especial los que dicen ser serios, tienen por hobbie y hasta por patología desacreditar, desautorizar, desprestigiar y muchos mas "des...", a quienes dicen estar siendo contactados por entidades extraterrestres y que incluso se mantienen en permenente contacto canalizando mensajes telepáticos, como si fueran estos ufólogos los profesionales capacitados para emitir juicios autorizados sobre la veracidad de estos fenómenos parapsíquicos. La comunidad de psicólogos que consideran posible la comunicación telepática recién está empezando a tomar cuerpo, y de darse un contacto real extraterrestre público serán estos mismos psicólogos los que cerrarán la brecha entre lo posible de lo imposible por tratarse de temas de aptitudes mentales y no sobre platillos voladores.
Escuché una vez que ser portador de un mensaje telepático canalizado equivale a una "excomunión" del ambiente ufológico, una discriminación por cierto absurda e impositiva en todos sus puntos y extremos.
El enfrentamiento está dado, participan los contactados con los científicos (sin ser amigos) versus los ufólogos, porque ante la posibilidad real de un contacto extraterrestre el ufólogo niega lo que NO tiene autoridad científica para enjuiciar.
Las gestiones económicas o los oscuros fines detrás de aquellos que dicen buscar la verdad son motivo de otro posteo, por lo pronto y antes que se empiece a oponer la seria comunidad de ufología u ovniología empecemos a llamar a las cosas por su nombre y a dejar de poner nombre a las cosas cuando No las son. Por nuestra parte sólo proponemos difundir y compartir información desde el punto de vista de aquel minero que a la luz la sacó. Investiga!
____________________________________________________________________
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...